El último año ha puesto a prueba nuestra capacidad de adaptarnos. Grandes y pequeñas empresas, emprendedores y profesionales independientes, nos reinventamos en una dura prueba que arrinconó nuestras marcas entre la espada y la digitalización. El diseño industrial tampoco quedó fuera de esta resiliencia. Por ello, en CHE3D, queremos confirmarte que aquí estamos y seguimos. Mira todo lo que podemos hacer por tus ideas.

Aterrizamos conceptos en 3D

Tu equipo tiene una necesidad clara: materializar de forma física, un imaginario o concepto. Ahí entramos nosotros. CHE3D está conformado por un grupo de profesionales en diseño industrial que sirve de puente entre los requerimientos más creativos de tu empresa y su representación más tangible.

Estamos enfocados en brindar varios servicios entre los que resaltan: escaneo 3D y prototipado. Además, ofrecemos consultoría de fabricación digital a empresas de todo rubro. No importa si sos un ente gubernamental, una mediana empresa o un emprendimiento modesto, nuestros servicios se adaptan a vos.

Aliado empresario

Por lo general, los departamentos de diseño de las empresas que llegan a nosotros, no cuentan con los equipos necesarios para plasmar sus ideas. Al no conocer en profundidad las tecnologías de fabricación digital, resulta imposible que puedan conceptualizar las soluciones más eficientes para sus negocios. En nuestro caso estamos acostumbrados a generar proyectos con gran impacto económico positivo para las organizaciones, basados en fabricación digital. 

Cuando una empresa nos contacta, no hace falta que entienda cómo resolver la solución de lo requerido. Al reunirnos con el representante de la marca, podemos identificar sus necesidades y generar una propuesta que solucione los problemas que habían detectado, así como los detectados por nosotros con base en nuestro conocimiento. En definitiva, desarrollamos soluciones integrales para problemas del mundo físico.

Entonces, repasemos. Nos contactás, compartimos un momento para que nos contés qué necesitás o qué problema no sabes cómo resolver y te entregamos una solución que podás comercializar, usar para lograr tus objetivos o mejorar tus procesos productivos. Durante todo este viaje, contás con seguimiento y retroalimentación constante.

¿Por qué CHE3D?

Contamos con más de 9 años en el mercado argentino, ofreciendo servicios de impresión 3D a grandes empresas y entidades gubernamentales a nivel nacional, provincial y municipal. Utilizamos la misma tecnología que comercializamos en formato de producto, para brindar nuestros servicios de fabricación digital. Con lo cual confiamos y conocemos profundamente los equipos y los procesos con los que trabajamos.

Si sos un Gerente de Compras, de Marketing, Producción, Mantenimiento de empresas o crees que podemos potenciarte mediante esta fascinante tecnología, no dudes en contactarnos para más información.

Somos CHE3D: ¡Generamos un camino creativo de ideas y propuestas estudiando a fondo la problemática!

La pandemia de coronavirus nos puso en jaque a todos, cambió nuestras rutinas o directamente las disolvió, por eso muchos tuvieron que reinventarse para poder seguir desarrollando sus actividades. Pero a Tomás Chernoff esta situación no hizo otra cosa que ponerle por delante un nuevo desafío: ¿Cómo innovar para ayudar a la sociedad en esta difícil situación? Esta innovación es tan grande que llegan hasta la Base Marambio.

Siguiendo los pasos de su padre, Jorge Chernoff, quien fue el primero en trabajar con impresión 3D en Argentina en el año 1994, Tomás ayuda a que las personas puedan “fabricar sus ideas” gracias a las impresiones de este tipo desde 2011. El joven es CEO de la compañía Che3D, confundador de DAR Máscaras y socio en Peek Studios.

El objetivo del trabajo de Chernoff es “aportarle valor al mundo desde su creatividad con esta tecnología”. El limite es la creatividad, repite en la diálogo con VíaPaís, y manifiesta su sueño de que “el proyecto siga escalando” pero no en tamaño sino en alcance para poder llegar a más personas y que estas “puedan fabricar sus ideas”.


La pandemia y la impresión 3D: ¿mascarillas o respiradores?

El 2020, fue un año duro y desafiante, fueron muchos los emprendedores que tuvieron que reinventarse, los puestos de trabajo que desaparecieron y las limitaciones para trabajar. Pero lejos de quedarse con los brazos cruzados, buscaron la manera de innovar y ayudar a la vez. Chernoff cuenta que “cuando empieza el COVID, la situación economica en Argentiina dentro de sus ciclos estaba en un momento complejo, pero al trabajar en innovación y estar acostumbrados a ese rol, no hicimos más que lo que sabíamos hacer”.

Es por esto que el puntapié inicial fue: “¿Cómo innovamos para ayudar a solucionar este problema?”. Al analizar el panorama surgieron dos posibilidades: fabricar respiradores de esa manera “era PELIGROSO POR SU COMPLEJIDAD las certificaciones que se necesitan”.

Nuestra concentración estaba en impedir el contagio, con mascaras con mayor capacidad cubritiva y no en el fondo del túnel, con los respiradores, que es la solución a la que nadie quiere llegar”, señaló el joven y remarcó que los respiradores no eran elementos propicios para ser fabricados por personas sin la exactitud técnica que requieren.

 Una vez definido que iban a elaborar mascarillas, comenzaron a pensar y diseñar un elemento que se pueda crear con mucha velocidad ya que la demanda era alta, que sea cómodo porque quienes más lo iban a utilizar lo llevarían puesto mucho tiempo y sobre todo que sea cubritivo e impida cualquier tipo de contacto con microgotas que se proyectan al hablar.

Una vez que encontraron el diseño salieron rapidamente a apoyar al Ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos Aires con 50.000 unidades y aliados con Briefing 360 crearon DAR Máscaras, las mismas ayudaron y ayudan a protegerse a cientos de miles, entre ellos están los trabajadores de industrias, clientes de farmacias, de cadena de supermercados, entre otros.

¿Es simple el manejo de una impresora 3D?

 Al consultar con Chernoff si cualquier podía volver tangibles sus ideas con una impresora 3D, el fue contundente y la respuesta es si. El emprendedor alienta a que las personas se animen a usar esta tecnología que ayuda a “resolver cosa simples de la vida cotidiana”.

Lo mas importante es la motivación”, remarcó el joven y aseguró que “el uso de la impresora y el Software es simple”. Al mismo tiempo comentó que anteriormente estos elementos eran de difícil acceso ya que era costosas pero que ahora eso cambió: actualmente hay impresoras desde 200 o 300 dólares.

La impresiones 3D llegan a la Base Marambio

Ahora la innovación de la impresión 3D llegará a la Base Marambio en la Antártida con el objetivo de mejorar la calidad de vida de quienes están allá ya que les permitirá resolver “problemáticas cotidianas que se presentan de forma más rápida y precisa”.

Chernoff comentó que hace unos años se envió una impresora de este tipo al espacio, y que esta permitió “solucionar problemas cotidianos, innovar y mejorar el día a día”. El emprendedor habló de la ventaja de tener este elemento en lugares de difícil acceso: “Con un repositorio virtual y una impresora 3D, fabricas lo que necesitás en el momento”.

La maquina ya está en aquel continente y promete traer buenas soluciones para quienes viven allí. En este lugar, “la logística implica un vuelo especial, gastos extras, que con la impresora en el lugar se solucionan”.

La innovación está en nuestra cabeza, así lo sostiene Chernoff y asegura: “Es una tecnología tan poderosa, que depende de tu capacidad creativa, podes crear cualquier cosa”.