Las herramientas de la industria 4.0 a tu favor

Publicado hace 2 semanas Novedades

En una era 4.0 donde predominan los cambios tecnológicos constantes, la inteligencia artificial y la innovación, también se ha incursionado en el ámbito de la impresión 3D. El papel de la impresión 3D se ha vuelto clave para revolucionar las manufacturas, trayendo consigo aportes que benefician, facilitan y enriquecen los procesos industriales. Desde usos médicos, hasta usos culinarios se le pueden dar a elementos creados con impresión 3D 


La fabricación aditiva cada día se vuelve más popular y está transformando a los modelos tradicionales en los que se usaban grandes máquinas. Con una impresora 3D  es posible producir un gran número de piezas y componentes para una gran variedad de sectores, reduciendo costos, tiempos y personal. Las fábricas deben ser mucho más flexibles para adaptarse a las exigencias de un mercado en constante cambio. 


El protagonismo del mercado argentino

Hace más de dos décadas, aproximadamente, en el mundo empezó a surgir el uso de la manufactura aditiva. Simultáneamente ocurriría en Argentina, donde las primeras aplicaciones se dieron en el ámbito industrial, con el objetivo de materializar prototipos.


En la actualidad, la impresión 3D en Argentina, muestra un panorama sólido, basado, principalmente en la tecnología FDM y la aplicación en prototipos que incluyen otras tecnologías. No obstante, empresas como Che3D están desarrollando en el país la manufactura digital nivel 360°, ofreciendo servicios de fabricación digital, pre-series, escaneo, diseño de producto y prototipado. 

Ventajas en la fabricación aditiva

Versatilidad es una buena palabra para definir la fabricación aditiva, capa tras capa se van constituyendo ideas sólidas que aportan infinidad de beneficios a los que deciden emprender en la industria de la impresión 3D.

  1. Tiempo: La impresión 3D trae consigo una reducción considerable en los tiempos para la fabricación. Si algo puede marcar la diferencia de un proceso de producción es el tiempo en el que se puede materializar un objeto.br />
  2. Permite mayor experimentación: Ya que, es más sencillo realizar prototipos con las impresoras, esto da más facilidad a los usuarios al momento de la creación de piezas y la corrección en los errores que puedan surgir en el proceso. Es decir, se pueden verificar los diseños y prototipos antes de invertir en ostosas matrices de inyección de plástico con diseños inamovibles.
  3. Variedad: Si para algo es buena la impresión 3D es para la diversidad: infinidad de materiales con distintas propiedades mecánicas y calidades superficiales, usos que van desde moldes para colada de cemento hasta maquetas arquitectónicas on posibles con la fabricación aditiva.
  4. Ahorra: La técnica de fabricación aditiva permite crear piezas con menores gastos.
  5. Flexibiliza la oferta: Si fabricás de forma masiva y se incrementa la demanda de alguno de los productos puedes destinar los recursos a este requerimiento de tu marca.
  6. Menor riesgo: Los trabajadores no están expuestos a grandes máquinas de manufactura que pueden comprometer su integridad física, los operadores 3D trabajan desde computadoras, organizando toda la producción con herramientas digitales.

Un mercado de nivel global

En términos de crecimiento, de acuerdo con el informe anual de Wohlers Report de 2019, para el 2021 se habla de ingresos de 0,5 billones de dólares y para el 2024 la impresionante cifra de 5,1 billones de dólares en la industria de la fabricación aditiva. La expansión es indiscutible y la alta demanda está creciendo.


Las grandes multinacionales como General Electric, Siemens, Ford, Boeing, Airbus, BMW, Audi-VW o HP están apostando por la impresión 3D y adaptándose a la vanguardia tecnológica que otorga este mercado.


Este es el momento de apegarse a las herramientas que la industria 4.0 tiene para vos. Un negocio competitivo será aquel que logre dejar las herramientas convencionales a un lado y se acerque a la tecnología moderna. El presente y el futuro se están caracterizando por la robotización y el uso de tecnologías efectivas.

También podés ver